14 errores que hay que evitar en el cold emailing

Published by Melany on

14 mistakes to avoid in cold emailing
9 minutes
5/5 - (211 votos)

El cold emailing es una estrategia que requiere una determinada metodología para que funcione en sus conversiones.

En este artículo, descubrirás los 14 errores de los principiantes que inician una estrategia de cold emailing.

Hace unos días, descubrí una joya rara. Un auténtico caso de manual. Un compendio de errores. Tanto que no pude resistirme a compartirlo. Aquí está exemple erreurs cold emailing

¿Por qué me llamó la atención este correo electrónico aparentemente insignificante?

Sencillamente porque recoge, por sí solo, la gran mayoría de los errores que NO se deben cometer en el cold emailing. Es sencillo: bastaría, en términos absolutos, con hacer lo diametralmente opuesto para conseguir un buen email. Pero, ¿cuáles son estos errores?

He contado 14 de ellos. Cada uno de ellos justifica un poco más que el anterior su presencia en mi bandeja de spam. Simplemente sugiero que los revisemos juntos para evitar, en el futuro, caer en estas trampas que pueden (y tendrán) consecuencias desastrosas para tus campañas.

He aquí los 14 errores que descifraremos juntos:

1. Herramienta equivocada.

2. El formato.

3. Ninguna personalización.

4. Sin contexto.

5. Palabras de spam.

6. Dirección.

7. (Falta de) firma.

8. “Enviado desde mi iPhone”.

9. Plantilla.

10. Texto en inglés.

11. Sin preguntas.

12. La redacción de demasiada publicidad.

13. Falta de programación de DNS.

14. Enlace para darse de baja. Este artículo fue escrito en colaboración con Scalezia.

Scalezia apoya a las startups, scales-up pero también a las PYMES en la implementación de los últimos métodos de crecimiento para crear un crecimiento sostenible e internalizar estas habilidades, con el fin de que la empresa sea autónoma a largo plazo.

También ofrecen una amplia gama de contenidos gratuitos, que cubren todos los temas importantes de la adquisición, pero también la creación de contenidos, la investigación del ajuste del mercado de productos y muchos otros temas esenciales para hacer crecer un negocio. Para acceder a los cursos, haga clic aquí (no se arrepentirá) bannière du cours entre waalaxy et scalezia

Error 1 en el cold emailing: Herramienta equivocada

El remitente eligió utilizar Mailchimp para enviar su campaña -porque sí, aquí no hay duda de que es una campaña totalmente automatizada, detallaremos el porqué en los siguientes puntos-. Para ser sinceros, no tenemos absolutamente nada en contra de esta herramienta. Es una de las mejores opciones, en nuestra opinión, para el envío de newsletters, o simplemente para iniciar una estrategia de Marketing Automation.

Sin embargo, Mailchimp no está en absoluto adaptado para el Cold Emailing. ¿Por qué no? Sencillamente porque es una solución de Email Marketing – para el envío, por ejemplo, de newsletters -, diseñada para enviar emails a gran escala y de forma instantánea.

Esto es lo contrario de un (buen) software de Cold Emailing, que intentará temporizar el envío, para simular un uso humano. Pero las diferencias no acaban ahí. Además, para ir más allá, nuestra Academia ofrece un curso online gratuito que detallará todas estas disparidades.

Error 2: Formato

El formato de este correo electrónico plantea un gran problema, en dos sentidos:

  • Todo el cuerpo del correo electrónico está en negrita. ¿Quién, al escribir un correo electrónico, toma conscientemente esta decisión de diseño? Un correo electrónico enviado por una persona a otra estará, la mayoría de las veces, escrito en texto estándar, con un formato mínimo.
  • El pie de página del correo electrónico, que comienza en la línea gris después de la última línea del cuerpo. Esta pista es una clara señal del uso de una plantilla de correo electrónico. Este tipo de elemento visual en los correos electrónicos automatizados señala instantáneamente que el correo electrónico no ha sido personalizado y provoca una sensación instantánea de retirada en la mente del destinatario. Volveremos sobre este punto.

Error 3: No hay personalización

Es sencillo: el texto no contiene ningún tipo de personalización. El principio mismo de un correo electrónico de prospección es personalizarlo al máximo para que el destinatario sepa que te interesas por él, su negocio y sus posibles problemas.

Hay diferentes maneras de personalizar un correo electrónico, ya sea macro (a escala de la audiencia) o micro (a escala del individuo), pero la consigna sigue siendo la misma: cada interlocutor debe tener la sensación de que el correo electrónico ha sido pensado y escrito específicamente para él.

En el caso de este correo electrónico, ni siquiera se ha añadido el grado cero de personalización (la famosa variable {{firstname}} ), lo que es una prueba evidente de la falta de calidad de los datos utilizados o de la falta de saber hacer -las dos cosas suelen ir unidas-.

Error 4: Falta de contexto

Para ser receptivo, una persona que no te conoce debe ser capaz de situarte en su entorno. Sin suficientes elementos contextuales, sufrirá una disonancia que le llevará a la desconfianza y al repliegue.

Por tanto, es fundamental que te apliques a dar al destinatario de tus correos electrónicos todo el contexto posible que le permita saber quién eres, de dónde vienes y quién o qué permite tu intercambio. En este caso, ningún elemento de ningún tipo me permite situar a mi interlocutor en mi entorno.

No sé qué nos vincula ni por qué medios o a través de quién descubrió mi existencia y se puso en contacto conmigo. Me encuentro ante un correo electrónico de un completo desconocido que me pide que haga clic en un enlace cuyo origen y contenido desconozco. Es difícil conseguir que confíe en ellos lo suficiente como para generar una conversión por mi parte, incluso con el mejor producto y la mejor propuesta de valor de la historia.

Error 5: Spamwords

El correo electrónico contiene spamwords, es decir, palabras prohibidas por los algoritmos y los servidores del destinatario. La consecuencia de su uso, como su nombre indica, es un billete de ida a la bandeja de spam.

Por lo tanto, estas palabras deberían estar absolutamente prohibidas en tus contactos con personas que nunca han recibido un correo electrónico tuyo. Para su información, estas son las únicas excepciones que le permitirán utilizar palabras spam sin temer ningún problema de entregabilidad:

➔ Los destinatarios han incluido su dirección de correo electrónico en la lista blanca.

➔ Ya ha intercambiado varios correos electrónicos con la dirección en cuestión (lo que evidentemente induce una o varias respuestas de la misma).

➔ La dirección de correo electrónico del destinatario forma parte de su organización. En relación con este correo electrónico, he identificado una de las palabras de spam más reprimidas, a saber, “gratis”, así como una fórmula que con toda seguridad está en el punto de mira de los algoritmos, a saber, “¡Consíguelo mientras puedas!”. Además, el uso de tres signos de exclamación también pesaba en la balanza. De hecho, un uso demasiado frecuente de estos puntos será sancionado. Una forma sencilla y eficaz de evitar las palabras de spam es utilizar perífrasis, favoreciendo grupos de palabras con fuertes variaciones semánticas (por ejemplo, “acceso totalmente abierto al público” en lugar de “gratuito”).

Error 6 : La dirección

La direcciónde correo electrónico es una evidente admisión de la automatización. En efecto, el “via mailchimpapp.net” indica sin ninguna ambigüedad que el correo electrónico fue enviado a través de una herramienta de marketing.

Una buena herramienta de Cold Emailing utilizará directamente el remitente del correo electrónico sin utilizarlo como fachada o relé. Es como si el remitente tomara el control del buzón para enviar correos electrónicos en nombre del usuario.

➔ Por otro lado, una herramienta destinada al envío de newsletters utilizará sus propios remitentes para el envío, como Mailchimp en este caso. Y con ello dejará señales evidentes de falta de autenticidad que harán bajar el rendimiento de tus campañas.

Error 7: (Falta de) firma

En el cold emailing, la firma tiene dos usos:

  1. Este permite dar un máximo de información sobre uno mismo al interlocutor, y por lo tanto tiene un poder de tranquilización al atestiguar que efectivamente somos una persona real y no una estafa.
  2. Esto permite atestiguar el mismo estado de cosas a los algoritmos, que analizan las firmas en busca de un máximo de información para atestiguar la legitimidad de los remitentes, y así evitar los abusos.

Estas dos razones justifican la inclusión de la mayor cantidad de información posible -sobre ti y tu empresa- en tu firma de correo electrónico. Me refiero a los siguientes datos, entre otros:

➔ Tu nombre y apellidos.

➔ Tu puesto de trabajo.

➔ El nombre de su empresa.

➔ Su número de teléfono.

➔ La oficina corporativa.

➔ El nombre de dominio. En este caso concreto, “-Shon” no me da absolutamente ninguna pista de quién es el remitente, aparte de su nombre de pila. Un poco de luz…

Error 8: “Enviado desde mi iPhone

Este es el elemento que más me ha hecho reír. Si bien es una herramienta interesante en el caso de un recordatorio debidamente redactado y personalizado, el “Enviado con mi iPhone”, en este contexto y contrastado con todos los elementos aquí enumerados, se vuelve casi cómico.

Error 9: Plantilla

Aunque el remitente parece haber tenido cuidado de seleccionar un formato lo más neutro posible, el pie de página y los márgenes sobredimensionados a la derecha y a la izquierda del texto son una clara evidencia del uso de una plantilla.

En el cold emailing, las plantillas de formato como las utilizadas para los boletines de noticias o los correos electrónicos transaccionales deben estar absolutamente prohibidas. Esto es por una sencilla razón: nadie las utiliza para enviar correos electrónicos personales.

Error 10: texto en inglés

Pues sí: hablo inglés. Incluso he vivido en Inglaterra durante 4 años y en la India durante 2 años. Pero el autor del correo electrónico probablemente no lo sepa. Sin embargo -y esta es una información que él podría verificar muy fácilmente-, actualmente vivo en Francia y soy, obviamente, francófono antes que anglófono.

Por supuesto, el inglés es ahora una lengua universal hablada por una gran mayoría de personas. Pero enviar un correo electrónico en inglés a un hablante no nativo sin tratar de aportar ningún contexto es una clara señal de pereza a la hora de orientar el correo electrónico.

Un consejo: si te diriges a un extranjero, asegúrate de dirigirte a él en su idioma o de justificar explícitamente el uso de una lengua distinta a la suya. En este caso, el humor y la autocrítica son excelentes herramientas.

Error 11: No hacer preguntas

El objetivo del Cold Emailing es sobre todo crear una relación interpersonal entre el emisor y el destinatario. En este sentido, uno de los fundamentos del Cold Emailing es la empatía. Esta empatía debe manifestarse mediante señales destiladas en el cuerpo del email.

Las primeras son elementos que indican que usted está sinceramente interesado en su interlocutor. Las segundas son preguntas precisas y bien pensadas, que son claras señales de interés por su interlocutor. Estas preguntas le permitirán iniciar una conversación con su interlocutor y estimular esa pizca de narcisismo que todos poseemos.

Así crearás el ambiente ideal para generar una respuesta y crear un intercambio que tendrá todas las posibilidades de evolucionar hacia una discusión comercial. En el caso de este correo electrónico, no hay preguntas ni expresiones de interés. Su contenido está centrado en sí mismo de la A a la Z y comete uno de los errores más clásicos del Cold Emailing: convertir al destinatario en un mero observador y no en el protagonista.

En el Cold Emailing hay que saber pasar a un segundo plano -al igual que tu empresa- para centrarte en tu interlocutor.

Error 12: redactar demasiada publicidad

El cold emailing no es una valla publicitaria ni una página de ventas. Su objetivo no es generar una venta o una conversión de ningún tipo -salvo raras excepciones-, sino simplemente generar una respuesta en el sentido de un intercambio más profundo. Por lo tanto, se recomienda encarecidamente utilizar un estilo sencillo, desprovisto de cualquier verborrea de marketing.

En este caso, frases como “¡Consíguelo mientras puedas! “, “todo esto termina mañana a MEDIANOCHE” o “no querrá perderse esto… ” son fórmulas que suenan a marketing y trucos argumentales que hay que evitar a toda costa. La mejor manera de provocar reticencias y enfados en su interlocutor.

Error 13: Falta de programación de DNS

La entregabilidad es uno de los pilares del cold emailing. Y entre los requisitos previos para una buena entregabilidad, la programación de las DNS ocupa el primer lugar de la lista. La configuración de las DNS (Domain Name System) es, en cierto modo, el documento de identidad digital de su dominio y, por extensión, de su remitente.

Permiten que su dominio se autentique ante los servidores con los que va a interactuar. Por lo tanto, es esencial configurarlos cuidadosamente. Es necesario realizar 3 programaciones:

➔ El SPF, por “Sender Policy Framework” 10.

➔ El DKIM, para “DomainKeys Identified Mail”.

➔ El DMARC, por “Domain-based Message Authentication, Reporting & Conformance”.

Si has seguido correctamente nuestro tutorial, no temas, estás bien configurado 😉

En el caso del remitente utilizado aquí, tal y como muestra un simple análisis del dominio con Mxtoolbox, sólo está activo el SPF.

Por tanto, el remitente se priva de dos de las tres configuraciones más importantes para ofrecer a sus correos electrónicos todas las posibilidades de llegar a la bandeja de entrada.

Error 14 en el cold emailing: El enlace de anulación de la suscripción

Uno de los temas más debatidos en la esfera del crecimiento y el marketing digital: el tema del enlace de cancelación de la suscripción. Nuestra humilde opinión sobre el tema es sencilla: es inevitable en el email marketing, pero está absolutamente prohibido en el cold emailing. Esto se explica en dos puntos:

  1. Se trata de una clara admisión de un envío automatizado y, por tanto, de una falta de autenticidad en el proceso.
  2. Un clic en él por parte del destinatario será interpretado negativamente por los algoritmos, lo que hará bajar la calificación de confianza de su remitente y de su dominio.

No obstante, es necesario ofrecer una opción de desuscripción a tus interlocutores para que puedan terminar el intercambio. Para ello, simplemente le aconsejamos que sustituya el enlace de cancelación de la suscripción por el siguiente elemento “PS. No dude en decirme si quiere que nuestros intercambios terminen aquí”

Evidentemente, usted es totalmente libre de elegir la redacción. El objetivo es simplemente dar al interlocutor la oportunidad de dejar de enviar. Esta alternativa tiene varias ventajas:

  1. No hay caída de la entregabilidad causada por un clic en el enlace de cancelación de la suscripción.
  2. La campaña se detiene automáticamente para el destinatario tras su respuesta.
  3. La respuesta, aunque sea negativa, te permite mejorar tu ratio de emails salientes/entrantes, lo que es muy importante para tu entregabilidad.

Conclusión sobre los errores que hay que evitar en el cold emailing

El Cold Emailing es un canal de captación exigente, que requiere un cierto nivel de dominio, práctica y conocimientos suficientes. Además, al estar en constante evolución, requiere una actualización constante de sus conocimientos para seguir siendo relevante en sus acciones.

Sin embargo, cuando se domina bien, es una de las formas más eficaces, duraderas y baratas de generar leads B2B de alta calidad de forma predecible. Ahí lo tienes, ¡ahora lo sabes todo sobre el cold emailing! 🚀

Categories: Marketing por email

Twittear
Compartir
Compartir