¿Cómo hacer un buen perfil de LinkedIn?

Published by Melany on

4 minutes
Rate this post

Para empezar a prospectar en LinkedIn, primero debe definir su persona. Una vez que la persona está bien definida, y para poder maximizar su tasa de conversión, es aconsejable optimizar su perfil de LinkedIn. En este artículo, explicamos paso a paso todo lo necesario para hacer un buen perfil de LinkedIn.

Foto del perfil: centro de atención

Imagina a 3 personas que sólo conoces en LinkedIn. ¿Cómo te las imaginas?

El 80% de ustedes se han imaginado normalmente las fotos de perfil. Esto es lo que todo el mundo ve, todo el tiempo, en la red. Mensajes, publicaciones, comentarios y… tu perfil. No pases por alto este punto: una foto profesional es esencial si LinkedIn es un canal importante para ti.

Si quieres poner a prueba tus fotos, hay un sitio estupendo para obtener una valoración media según diferentes criterios. Y así elegir las mejores fotos.

Una moda común es rodear tu foto de perfil con un círculo de color, con un montaje sencillo, para resaltar la imagen. La foto es un factor importante para hacer un buen perfil de LinkedIn.

Título claro, mensaje conciso

El título, junto con la foto de perfil, es lo primero que la gente verá en LinkedIn, sin siquiera tener que ir a tu perfil; tu título es visible cuando publicas una entrada o un comentario.

Por tanto, debe ser claro y conciso, no hace falta añadir una frase extensa, no será del todo visible. Si quieres describir con más precisión lo que haces, será en el «resumen».

¿Debes usar emojis en tu título o nombre en LinkedIn?

Eres libre de definir el mensaje que quieres transmitir. El emoji aporta un toque de color, lo hace más visible, llama la atención. Pero si tu actividad es muy estricta o muy seria, quizá sea mejor evitarlo. Tú eres la única persona que puede juzgar esto. 😜

La foto de portada: tu página de aterrizaje personal

Tu perfil de LinkedIn es un poco como tu página personal. Cuando te buscan en Google es uno de los primeros resultados. Y cuando estás activo en LinkedIn, es el primer lugar al que se acude.

Por tanto, la foto de portada es ESENCIAL. Es visual, por lo que el formato es totalmente libre respecto al resto del perfil. Es tu vector de diferenciación.

Este banner debe explicar visualmente lo que haces. Tu propuesta de valor. Sé creativo. Al igual que la imagen de perfil, no pases por alto el coste de este banner.

El resumen: dar más a los que quieren más

Por experiencia, rara vez miramos el resumen. Ya porque el resumen sólo ocupa dos líneas, lo que no incita realmente a la acción. Y que el formato es muy pequeño y poco visual comparado con el resto del perfil (de ahí la importancia de las otras partes).

Por lo tanto, es una parte que se puede escribir con mayor extensión. Que da más contexto a una persona que realmente quiere saber más. Como cualquier pasaje editorial, favorezca la narración de historias. Cuente una historia. Su historia.

Sin dejar de centrarse en su llamada a la acción. Además, evita el «fuerte de 10 años de experiencia en los negocios…» y todo lo que se encuentra en las cartas de presentación y CV. A menos que tu objetivo sea parecerte a otros perfiles obviamente. 😇

Destaca lo que quieres con la selección

Otro consejo para hacer un buen perfil de LinkedIn? LinkedIn te permite crear una selección. Un determinado contenido que se destaca en tu perfil.

Si antes tenías que ponerlos en tu resumen y los enlaces salientes sólo eran accesibles en 3 clics, hoy están disponibles en uno solo. Aprovéchalo!

Ofrece material al visitante: tus mejores artículos del blog, tu propia página web, los testimonios de tus clientes, etc. Pero sobre todo, elige bien los 2-3 primeros: son los más visibles.

Experiencia y formación: sea específico, sea real

A menos que tu empleador te haya contratado con un CV falso, primer consejo: real.

Luego todo depende del objetivo que tengas con tu perfil. En nuestro caso, nos interesa menos el reclutamiento que un perfil destinado a vender y tener una fuerte actividad de comunicación en LinkedIn.

Para el reclutamiento, presenta todas tus actividades profesionales y asociativas. Sea exhaustivo.

En cambio, si tu objetivo es maximizar las «tasas de conversión » (es decir, tienes la intención de invitar a la gente a ponerse en contacto contigo o a ir a tu sitio o quieres aumentar tu reputación), te invitamos a ser conciso en el número de experiencias pero preciso en sus descripciones.

¿Qué entiendo por conciso?

Un ejemplo: He sido socorrista en el mar durante varios veranos. No aporta mucho a mis visitantes. A nadie le importa.

Destaque las experiencias que refuerzan su experiencia, apoye su discurso, cuente una historia. No hagas un currículum que describa todas las tareas realizadas. Crea una historia, vende tu experiencia. Sé original

¿Y todo lo demás?

Inútil. Las recomendaciones y los intereses no importan mucho al visitante. La conversión ya se ha producido. El resto no cambia mucho.

Piensa en la traducción

También es posible traducir tu perfil de LinkedIn. Aparecerás más fácilmente en ciertos resultados de búsqueda si eliges esta opción. Tener un perfil en inglés junto con otro en tu lengua materna parece lo mínimo si tu actividad es internacional.

El cerebro retiene mejor la información original. Así que sea creativo. Destaca entre la multitud. No haga lo mismo que los demás. Respeta los principios básicos a la vez que intentas distinguirte 😎

Twittear
Compartir
Compartir