¿Por qué creamos Piwaa?

Published by Amandine on

4 minutes
5/5 - (133 votos)

¿Por qué creamos Piwaa?

Si gestionas más de 10 mensajes al día en LinkedIn: ya sabes por qué. 😜

Hace tiempo, ProspectIn y Podawaa eran dos herramientas de automatización de LinkedIn especialmente eficaces. Bien utilizadas, hacían caer docenas y docenas de prospectos calificados en nuestra mensajería de LinkedIn cada día.

Pero el sistema de mensajería de LinkedIn no se diseñó para enfrentarse a un ejército así. Así que, ante esta interfaz llena de errores, ¡se encontró rápidamente la solución! (O la pregunta respondida rápidamente, depende de cómo lo veas)

Una considerable pérdida de tiempo

A primera vista, uno podría preguntarse: ¿qué más puede hacer por mí la mensajería de LinkedIn?

Al fin y al cabo, el objetivo de la mensajería es responder a los mensajes. Que es lo que hace la mensajería de LinkedIn después de todo…

Sí, pero…

No estamos hablando de chatear con tu novia o el grupo de Messenger con tus amigos para tus próximas vacaciones.

LinkedIn es conocido principalmente por la contratación y la generación de contactos. No son las mismas cuestiones que enviar “salgo del trabajo, voy a por el pan” a tu novia (o a tu novio, porque estamos en 2020, no sólo el hombre trabaja) antes de salir del trabajo.

Gestionar docenas de mensajes de LinkedIn al día requiere mucho tiempo y es frustrante:

  • La interfaz es poco ergonómica y sobre todo muy fea,
  • El sistema de mensajería está lleno de errores,
  • No integra ninguna otra función que la de responder a los mensajes. Y todavía…

Por ejemplo, si usas emojis con regularidad (como es mi caso), tienes que usar su “selector de emoji”. No hay manera de colocar un “;)” para obtener “😉”…

Dado que el selector de emoji tarda unos 3 segundos en cargarse, más el tiempo de búsqueda y clic en el emoji adecuado, puedes contar con 8 segundos para añadir un emoji a tu mensaje.

1 emoji por mensaje en 50 conversaciones al día = 50×8 = 400 segundos o casi 7 minutos. Si contamos esto comparado a los días laborables del año, tienes más de 24 horas perdidas al año seleccionando un emoji…😄

Pero el problema es mucho más profundo que eso.

Funcionalidad… limitada

Cuando gestionas más de 10 mensajes al día, la cosa se complica bastante rápido.

Hay que saber a quién hay que reenviar y cuándo.

No puedes organizar o clasificar tus conversaciones: todo está ordenado por fecha, sin ninguna otra posibilidad.

Tienes que recordar conversaciones anteriores o regresar a tus mensajes.

Para recuperar la información del prospecto tienes que abrir su perfil, esperar a que se cargue la página y hacer clic en “Información de contacto”.

El 80% de los prospectos hacen el 20% de las preguntas. A lo que ya has respondido al menos una vez. Que no has guardado. O que has guardado en una hoja de Google y no has personalizado. Encontrar el documento en cuestión, copiar la respuesta, pegarla y enviarla te llevará entre 10 y 15 segundos. Lo cual, multiplicado por el número de conversaciones al día y el número de días al año, te hace perder un tiempo que no vamos a calcular aquí, para no asustarnos.

Cuando hayas respondido a los primeros 20 mensajes no leídos, tendrás que recargar la página para que aparezcan los demás. (Sí, sí, te aseguro que puedes hacer la prueba por ti mismo).

Cada respuesta lleva la conversación hasta arriba. Así que tienes que volver a bajar cada vez para responder a los siguientes mensajes. 😅

En cuanto un prospecto responda que está interesado, deberás actualizar tu CRM manualmente.

Para programar un evento en Zoom, Hangout o incluso Calendly, hay que abrir la página, rellenar el formulario, introducir la fecha e invitar a la persona.

Por último, si gestionas varias cuentas de LinkedIn, tienes que conectarte a cada una de ellas para gestionar tus mensajes.

¿Qué tal si detenemos esta masacre? 😅

Piwaa, la mensajería-CRM para LinkedIn que resuelve estos problemas

 

En Waapi (que comercializa ProspectIn, Podawaa y Piwaa), odiamos perder el tiempo. Pero en realidad, lo odiamos más que nada.

Así que era el momento de resolver todos estos problemas. Para romper todas las fricciones. Crear una herramienta de mensajería de LinkedIn que tenga el efecto “¡wow!”

Con Piwaa puedes programar seguimientos automáticos para que nunca te olvides de un prospecto.

Posponer una conversación para gestionarla más tarde.

Etiquete a tus prospectos. Filtra tus conversaciones en función de las etiquetas.

Toma notas en el prospecto para hacer un seguimiento de los intercambios en forma de “memo”.

Utiliza las respuestas grabadas para LinkedIn, personalizadas por nombre y apellido. Responder al 80% de las preguntas de tus prospectos y candidatos de forma clara, precisa y personalizada. Y ganar tiempo para responder al 20% restante de forma calitativa.

Cargar las otras conversaciones no leídas en un “scroll infinito” y hacer desaparecer automáticamente las leídas para mantener el foco en las que quedan por tratar.

Actualiza tu CRM o cualquier otra herramienta, a través de una integración de Zapier o Integromat. De forma manual con un solo clic o de forma automática al actualizar la información de un prospecto.

Un detector de fecha y hora que sugiere un evento a tu herramienta favorita y rellena previamente la información en el formulario. Automáticamente. Para facilitar la creación de tus Zooms, Hangouts, Skype, etc…

Una mensajería centralizada para gestionar múltiples cuentas de LinkedIn (próximamente).

 

¿Entonces? ¿Sigues aquí? 🤓 ¡Es hora de probar Piwaa!

Categories: Piwaa

Twittear
Compartir
Compartir